Sesiones de coaching

Procesos de crecimiento personal

Un proceso de coaching siempre trae cosas buenas. Para empezar, es un espacio de seguridad que creamos para que puedas sacar de tu cabeza todo aquello que te da tantas vueltas o te genera molestia.

Al ser un espacio para ti, todos los temas que vayan saliendo a lo largo de la sesión, los iremos ubicando donde le corresponda en tu escala de prioridades, ordenando así, área por área, tu situación actual.

Entenderemos qué te mueve, qué te frena, qué te domina y qué evitas. Paso a paso, definiremos qué es aquello importante para ti y entrenarás para implantar hábitos alineados a aquello importante. Encontrarás nuevos resultados, quizás también nuevas metas. Todo empieza por quitarnos capas de automatismos de encima.

¿Estás preparada@?

Image by Heidi Fin